En la Vuelta

Colectivo con sede en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Fotografía documental y foto-periodismo.

Primero de Mayo en Berlín: jornada de fiesta y lucha

por Montecruz Foto

Portafolio

foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto

El Día de los Trabajadores en Berlín se ha desarrollado año a año como una fecha de interés turístico, político y social, cientos de personas de todo Europa llegan para participar de la jornada en el barrio Kreuzberg, lugar especialmente multiétnico y (hoy) policlasista por creciente interés de los jóvenes de clase alta europea por vivir alli.

El barrio de Kreuzberg, antiguamente rodeado por el Muro de Berlín y marginado como un lugar para inmigrantes y okupas, hoy sufre las consecuencias de la gentrificación, la masiva visita de turistas y el sobreprecio de alquileres. Expulsando así a los vecinos y vecinas que han vivido por generaciones en la zona.

Desde hace décadas, una iniciativa vecinal realiza el MyFest, un espacio de encuentro y ocio entre habitantes y comerciantes que ha crecido tanto que hoy es de interés municipal y se presenta como otra oferta de consumo y entretenimiento, ya sin el control vecinal de la propuesta y bajo fuertes reglas administrativas.

Miles de personas se acercan al barrio, donde una gran fiesta callejera compuesta por escenarios variados y puestos de comida ofrecen una jornada perfecta para un día feriado.

Este año durante la tarde se realizó una protesta espontánea (sin permiso) dentro de la fiesta callejera, denunciando la privatización de los espacios, la gentrificación del barrio y reivindicando el carácter de lucha de la fecha. Unos 50 policías de civil aparecieron como hongos para separar la manifestación de los concurrentes a la fiesta.

El festival Barrio Antifascista fue la propuesta en contraposición de a la cultura de consumo y de lavado ideológico impuesto año tras año. Militantes de izquierda denominaron un parque Carlo Giuliani a la memoria del joven anticapitalista asesinado por el Estado italiano durante las protestas contra el G8 en Génova, 2001. Su madre, Haidi Giuliani, envió una carta en honor a su hijo y agradeciendo el reconocimiento al nombrar ese espacio abierto.

La jornada en el parque fue cerrada por la banda franco-alemana Irie Révoltés, un colectivo comprometido que invita a la fiesta con su combo de ska, reggae, hiphop y ragga.

A su vez, a las 18 horas, se realiza cada año la "marcha revolucionaria", la histórica manifestación de la izquierda radical autónoma. Más de 15 mil personas recorrieron los barrios de Kreuzberg y Neokölln bajo un impresionante despliegue policial de más de cinco mil policías antidisturbios.

Luego de atacados varios bancos y la estación de policía, los agentes antidusturbios no tardaron en atacar y dividir la manifestación. Hiriendo y deteniendo decenas de personas.

Durante la noche, mientras la policía bloqueaba los puentes que separan ambos barrios para impedir que se desarrolle una vuelta masiva al festival, fogones, barricadas cortaban calles en Kreuzberg mientras otros se divertían en fiesta electrónicas en parques y plazas.

Coberturas fotográficas:
http://www.rebelarte.info/spip.php?article280
http://www.rebelarte.info/spip.php?article279

Publicado el 7 de mayo de 2011 en Reportajes, Alemania, Cultura, Trabajadores

Fotografías bajo licencia libre. Creative Commons: Atribución - Compartir por igual - No comercial
Sitio web desarrollado con Spip. Software libre con cariño.