En la Vuelta

Colectivo con sede en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Fotografía documental y foto-periodismo.

Ningún habitante del mundo es ilegal

Portafolio

foto foto foto foto foto foto foto

Fotógrafo invitado: Miguel Angel Galindo

Mientras que en EEUU, específicamente en su estado de Arizona prosiguen las protestas contra el polémico movimiento ultra conservador TEA PARTY y su ley de inmigración y en Francia cientos de gitanos rumanos y búlgaros son expulsados ,en España siguen funcionando los no muy conocidos para la opinión pública CIEs (centro de internamiento para extranjeros en situación irregular).Aunque la definición oficial del gobierno Español es que sirven para facilitar la expulsión de personas extranjeras en situación irregular, en su practica funcionan como cárceles o en su peor caso, como campos de concentración, en los que confinan a personas extranjeras que tienen como único delito no tener los papeles en regla. Allí los inmigrantes son privados de su libertad sin cargos y con poca o ninguna supervisión judicial y a menudo con menos derechos que las personas convictas por crímenes. Una vez atrapados y recluidos en los CIEs pueden permanecer hasta 40 días donde el trato de los funcionarios hacia los detenidos es vejatorio, según diversas denuncias de inmigrantes. Los métodos de reclusión solo se les permiten hablar con sus familiares no más de 5 minutos al día, a través de una ventanilla y siempre con la presencia de un funcionario de dicho centro. Sin información y total hacinamiento son retenidos en estas prisiones hasta su deportación o libertad que se alcanzaría siempre y cuando no se defina la nacionalidad del detenido o no existan convenios bilaterales de deportación.

Lo que esta haciendo el gobierno Español con la ya aprobada ley de inmigración, es criminalizar al inmigrante ilegal, olvidando y vulnerando así los derechos de libertad de cualquier ser humano que no ha cometido delito alguno.

Como respuesta a esta ley, diversos movimientos sociales y de inmigrantes de Madrid, convocaron la segunda marcha pacifica hacia el centro de internamiento del barrio de Aluche. Una vez posicionados frente a las celdas del centro de internamiento se leyeron diversos manifiestos a través de sus respectivos representantes.

Posteriormente hubo un minuto de silencio para así poder escuchar a los hermanos recluidos dentro de estas prisiones. Los gritos y los GRACIAS HERMANOS fueron escuchados con desgarradas voces desde dentro por todos los convocados a esta marcha.

Ya ha pasado más de un año desde esta manifestación, pero por parte de los colectivos ya mencionados se sigue y se seguirá en pie de lucha, no sin antes agradecer a todos los españoles por gritar junto a nosotros.

Miguel Angel Galindo Cárdenas
100%inmigrante
http://www.flickr.com/photos/miguelgalindo/

Publicado el 9 de noviembre de 2010 en Reportajes, Derechos Humanos, Madrid (España)

Fotografías bajo licencia libre. Creative Commons: Atribución - Compartir por igual - No comercial
Sitio web desarrollado con Spip. Software libre con cariño.