En la Vuelta

Colectivo con sede en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Fotografía documental y foto-periodismo.

¡Mujer bonita es la que lucha!

por Alejandro Rodriguez, Cecilia Antón

Portafolio

foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto

Sobre el 8 de marzo existen diversas versiones. La más conocida es la de un incendio ocurrido en una fábrica textil de Nueva York en 1857, donde murieron quemadas más de cien obreras que hacían una huelga para exigir la reducción de la jornada laboral y mejores condiciones de trabajo.

La importancia del 8 de Marzo ha cobrado cada vez más relevancia y tiene un carácter verdaderamente mundial. El día de la mujer es un eslabón en la larga y sólida cadena de la mujer en el movimiento obrero y se ha convertido en una ocasión para resaltar las variables de las mujeres y la política en su lucha por la equidad de género, para evaluar las acciones emprendidas en beneficio de las mujeres, teniendo como eje central la igualdad de derechos frente al varón, la atención de la salud, la educación y el empleo, para su integración al desarrollo.

El ejército organizado de mujeres trabajadoras que fue creciendo cada día, cada año, fue manifestando una distinción especial hacia la organización de las mujeres como una forma de elevar la conciencia de las trabajadoras y acercarlas a las filas de aquellos que están luchando por un futuro mejor. El Día de la Mujer y el lento y meticuloso trabajo llevado para elevar la auto-conciencia de la mujer trabajadora abriga el grueso coraje de todas aquellas mujeres que se lanzan a transgredir las reglas marcadas por los hombres, bajo la decisión de no quedarse en el lugar que se les ha designado, buscando de ese modo, la igualdad de derechos.

El origen del 8 de marzo no es único. Tiene muchos momentos en muchos lugares pero un solo motivo: la demanda por derechos legítimos como trabajadoras y como mujeres.

Pese a toda esta historia de lucha y existir una declaración mundial de los derechos humanos, en muchas partes las mujeres continúan siendo tratadas como seres de segunda, seres que al parecer son “invisibles” para ser respetadas y tomadas en cuenta en un mundo de hombres.

Sin embargo, los caminos seguidos por las mujeres en sus luchas y reivindicaciones muestran una fuerza poderosa, una fuerza con la que los poderes del mundo deben contar cuando se pone sobre la mesa el tema de los derechos.

El pasado jueves 8 de marzo las mujeres organizadas se manifestaron contra su falta de derechos. Pero a diferencia de otros años, la marcha se realizó desde Plaza de Mayo hacia Congreso para exigir la inmediata legalización del aborto. Dada la importancia del debate sobre el derecho al aborto en el escenario político actual y la necesidad de incorporarlo a la historia de las mujeres como tema central del derecho a decidir sobre el propio cuerpo. El derecho a abortar como un derecho humano de las humanas, una cuestión de libertad para la corporalidad de las mujeres, de inclusión y justicia social, de laicidad, de democracia y de salud pública.

El panorama de la historia de las mujeres, no estaría completo sin la inclusión de los discursos elaborados a partir de las experiencias de las mujeres que atraviesan estas situaciones, sin la referencia a la producción de los movimientos políticos que luchan por la legalización de esta práctica. Puesto que como es sabido son miles y miles las mujeres que mueren por año por abortos mal hechos. Pero también, no debemos olvidar que el tema del aborto está atravesado por la clase social, es un tema de clases, puesto que las mujeres que mueren por causas de abortos ilegales, son en su mayoría mujeres pobres.

Por todas estas razones, para contemplar a la mujer como miembro activo y pleno de derechos, y seguir avanzando en la lucha de sus reivindicaciones, es más que urgente y necesario el: Aborto legal, seguro y gratuito para todas las mujeres, como conquista de los derechos sociales y políticos.

Publicado el 10 de marzo de 2012 en Coberturas, Buenos Aires, Género

Fotografías bajo licencia libre. Creative Commons: Atribución - Compartir por igual - No comercial
Sitio web desarrollado con Spip. Software libre con cariño.