En la Vuelta

Colectivo con sede en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Fotografía documental y foto-periodismo.

Privadxs de lo Público

por Cecilia Antón

Portafolio

foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto

Frente a quienes intentan instalar la idea de las generaciones venideras como simples buenos-para-nadas promiscuos y drogadizos con poco que ofrecerle al progreso, y a quienes, demasiados susceptibles los acusan de politizados, los secundarios se ponen en la vanguardia de la lucha por la educación pública, aquella que nuclea a universitarios, terciarios, trabajadores docentes, no docentes y padres, con consigna irreprochable y fuerza juvenil que destella en sus miradas contundentes.

Desde arriba, les sueltan escuetas migajas y los convocan a la racionalidad.

Mientras, el funcionariado, la inteligentzia (o elite cultural) y los grandes medios de comunicación se convencen (y convencen a no pocos) de que jamás enviarían a sus hijos a un colegio público. Ellos ven algo inquietante y no es para menos.

Desde abajo forjaron su organización, agotaron las instancias legales para ser escuchados, ensancharon la CUES (Coordinadora Única de Estudiantes Secundarios), crearon centros de estudiantes donde no existían, improvisaron una toma, cortaron calles, crearon lazos, se proyectaron hacia todo el país imaginándose inmensos.

Más allá de los reclamos que dicen presupuestos miserables, viandas podridas o congeladas, precaria calefacción sospechada de desmayos, paredes electrificadas, techos y escaleras con peligro de derrumbe, boleto a cincuenta centavos, lo más preciado de estos pibes es la solidaridad que van aunando, la sensación de un despertar largamente postergado, lo indomable de pelear por lo que consideran justo y urgente, la necesidad de organizarse y aprender de otras luchas, también ellos, enseñando.

Son un síntoma que difícilmente podrán ignorar o aliviar con aspirinas los que destruyen la posibilidad de una educación digna y crítica accesible a todxs, donde se formen personas capaces de tomar las riendas de sus vidas y construir un mundo mejor.

Texto: Marianela Méndez.

Info sobre el IUNA: http://www.argenpress.info/2010/09/por-que-el-instituto-universitario.html

Publicado el 9 de octubre de 2010 en Reportajes, Buenos Aires, Cultura, Estudiantes

Fotografías bajo licencia libre. Creative Commons: Atribución - Compartir por igual - No comercial
Sitio web desarrollado con Spip. Software libre con cariño.