En la Vuelta

Colectivo con sede en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Fotografía documental y foto-periodismo.

A donde vayan los iremos a buscar

por En La Vuelta

Portafolio

foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto

Entre el 23 y el 28 de mayo de 1976, en diferente operativos policiales habían sido secuestradas siete personas; Dominga Álvarez de Scurta, Jaime Lara Torres, María Alicia del Valle Ranzoni, Jorge Ernesto Turk, Osvaldo José Giribaldi y los hermanos Juana y Pedro Torres Cabrera, todos militantes del PRT-ERP.. Ingresaron al penal de Villa Gorriti entre el 30 de mayo y 2 de junio de ese año, procedente el CCD comando radioeléctrico de la policía de la provincia de Jujuy.

Durante la noche del 9 de junio de 1976, en el penal de Villa Gorriti se recibió un llamado, y en la voz del genocida Juan Carlos Jones Tamayo, se ordenaba que preparen a siete detenidos/as que serian retirados/as el día 10 de junio a hora 07:45 de esa cárcel. En el libro de novedades del penal reza lo siguiente... “Conforme al memorándum de la fecha se procede a ser entrega al Comisario Ernesto Jaig y Sgto. Cesar Darío Díaz del RIM 20 de los detenidos…”.

Efectivamente ese día, fueron entregado en manos del sanguinario comisario y de un sargento del ejército y según relatan los/as sobreviviente, Moisés y Calapeña, llegaron a la central de policía, allí les hicieron firmar la supuesta libertad, cosa que nunca se concretó. Durante semanas, la información que se registró en los libros del penal, indica que habrían sido llevados/as “en comisión a la central de policía”. Nunca más se los/as vio con vida.

JUICIO y CASTIGO

El jueves 30 de mayo se dio en San Salvador de Jujuy la sentencia final del segundo juicio de lesa humanidad de la província. Llevó al banquillo de los acusados a 6 imputados en perjuicio de siete víctimas que fueron detenidas ilegalmente los primeros días del mes de mayo de 1976 y llevadas al penal de Gorriti desde donde fueron torturadas, y posteriormente trasladadas, el día 10 de junio, y no se supo mas de ellas y ellos, a excepción de Dominga Álvarez de Scurta, cuyo cuerpo fue hallado em 1984.

Permanecen desaparecidos: Juana Francisca Torres Cabrera, Alicia Ranzoni, Jorge Turk, Pedro Torres Cabrera, Jaime Lara Torrez y Osvaldo Giribaldi.

En la sentencia del Tribunal presidido por Fátima Ruiz López fueron condenados a cadena perpetua Antonio Vargas, Orlando Ricardo Ortiz y Cesar Darío Díaz; a 15 años de prisión Mario Marcelo Gutiérrez; a 12 años Carlos Alberto Ortiz y a 9 años Herminio Zarate.

LAS VICTIMAS

Un documento difundido por la agrupación HIJOS Jujuy llamado “Los 7 del 10” describe como fueron los secuestros de las víctimas. La fecha de los secuestros fue entre el 23 y 28 de mayo de 1976, y fusilados el 10 de junio de ese año.

Dominga Alvarez de Scurta fue secuestrada de su domicilio, conducida al Centro Clandestino de Detención Comando Radioeléctrico de la Central de Policía, de allí al penal provincial. Claudia su hija, fue secuestrada junto a Dominga, pasó una noche en el CCD comando radioeléctrico, luego fue liberada. El cuerpo de Dominga fue enterrado clandestinamente en un predio del ejército (polígono de tiro), encontrado en julio de ese año por dos niños que andaban por esa zona. Lo levanto la policía de la provincia y bomberos, lo trasladaron a la morgue del hospital Pablo Soria y de allí al cementerio de Yala.

Osvaldo Giribaldi fue secuestrado de su trabajo, mientras era apresado por un grupo de tareas, paralelamente a su casa lo fueron a buscar en un camioneta de la empresa Ledesma. Alojado en la comisaría de Yuto, de allí lo llevaron al CCD comando radioeléctrico de la central de policía, luego trasladado al penal de donde fue sacado con destino al CCD Arsenales de Tucumán. Allí compartió cautiverio con Mario, su hermano. Mario fue asesinado el 13 de noviembre de 1976 en un simulado intento de fuga, su cuerpo nunca apareció.

Jaime Lara Torrez nació en Chuquisaca, Bolivia, era docente de plástica fue secuestrado de su casa, de allí lo llevaron al CCD comando radioeléctrico de la central de policía, luego trasladado al penal de donde fue sacado “en comisión”. Al momento de su secuestro estaba preparando su primera exposición.
Maria Alicia del Valle Ranzoni fue secuestrada de la escuela donde estaba trabajando, alojada en la Comisaría de Yuto, de allí la llevaron al CCD comando radioeléctrico de la central de policía, luego trasladada al penal de donde fue sacada “en comisión”.

Juana Francisca Torres Cabrera fue secuestrada de su domicilio, de allí la llevaron al CCD comando radioeléctrico de la central de policía, luego la trasladaron al penal de donde fue sacada “en comisión”. Tenía claro su destino, mientras estuvo en el penal de Villa Gorriti le entrego una cadenita a otra presa, el encargo fue… “Para mi hija, para cuando sea grande”.

Pedro Eduardo Torres Cabrera fue secuestrado de la finca del ingeniero Labarta en presencia del ingeniero propietario de la finca, de allí la llevaron al CCD comando radioeléctrico de la central de policía, luego trasladado al penal de donde fue sacado “en comisión”.

Jorge Ernesto Turk Llapur fue secuestrado cuando se presentó voluntariamente en una seccional de la policía de la provincia, al enterarse que lo habían ido a buscar al estudio. De allí lo llevaron al CCD comando radioeléctrico de la central de policía, luego trasladado al penal de donde fue sacado “en comisión”.

Publicado el 4 de junio de 2014 en Coberturas, Derechos Humanos, Jujuy, Represión

Fotografías bajo licencia libre. Creative Commons: Atribución - Compartir por igual - No comercial
Sitio web desarrollado con Spip. Software libre con cariño.